3 errores que cometí cuando comencé a vender por Facebook e Instagram

Tabla de contenido

Llevo siete años haciendo anuncios en Facebook e Instagram. Si bien he aprendido muchas cosas en el camino, también he cometido unos cuantos errores. De los errores se aprende, se suele decir, y no puedo estar más de acuerdo.

Sin embargo, la idea de este artículo es compartirte mi experiencia haciendo anuncios en Facebook e Instagram para ahorrarte tiempo y dinero.

De la cantidad de errores que se cometen cuando se anuncia en Facebook e Instagram, he notado que hay 3 de ellos que se repiten constantemente, tanto entre personas que están empezando como entre quienes tienen experiencia.

Si te estás preguntando cómo publicar en Facebook para vender y cómo publicar en Instagram para vender, es esencial que primero conozcas estos errores. Hablemos de ellos a continuación.

1. Priorizar likes sobre ventas

Este es un error muy común al momento de querer vender en redes sociales.

Te lo explicaré a partir de mi propia experiencia:

Mi primer emprendimiento fue una tienda online de perfumes. Cuando la cree, no sabía nada sobre cómo vender en Facebook ni sobre cómo vender en Instagram.

Por entonces, con mi socio subíamos publicaciones y le dábamos clic al botón Promocionar publicación. Las personas veían nuestros anuncios y los comentaban, les daban me gusta o nos seguían. Esta interacción nos hacía pensar que estábamos haciendo las cosas bien.

Sin embargo, este supuesto interés no se reflejaba en nuestro nivel de ventas. De hecho, mis primeros 1.000 dólares los invertí a través de ese botón.

¿Cuánto crees que tuve de retorno?

¡270 dólares!

Sin dudas, lo estaba haciendo mal.

Me llevaría algún tiempo saber que, en realidad, el botón Promocionar publicación estaba hecho para generar likes, pero no ventas. Hoy en día lo llamo “el botón del diablo”.

La trampa de este botón es que, de algún modo, conecta más con tu ego que con tu necesidad de vender. Como las personas interactúan efectivamente con tu contenido, crees que la publicación está funcionando.

Tu objetivo principal es obtener resultados para tu negocio, es decir, generar ventas y nuevos clientes.

Un tiempo después conocí una plataforma que se llama Facebook Business. Esta herramienta nos permite anunciarnos en Facebook e Instagram de una forma más efectiva. Al poco tiempo de empezar a usarla, comencé a obtener los resultados consistentes que esperaba y que el botón del diablo me había negado.

En mis comienzos, priorizar likes sobre ventas fue uno de los principales errores que cometí. Me enfoqué demasiado en los me gusta y no en las ventas, y eso me hizo perder tiempo y dinero.

Actualmente, a todas esas métricas de me gusta, comentar, compartir, etc., las llamo “métricas de vanidad”.

¡No es que estén mal! Pero, dime, ¿tú irás al banco a retirar likes o dinero?

Por eso, la importancia de estas métricas es secundaria. No puede ser el fin último de tus anuncios.

Tu enfoque debe estar puesto en la caja de tu negocio. El resto son distracciones, salvo que seas Coca-Cola o Adidas y cuentes con suficiente dinero para invertir una parte solo en obtener seguidores. El 99% de las empresas deben centrarse en generar ventas y clientes.

Entonces, te recomiendo que evites cometer este error. Comienza a subir tus anuncios con el objetivo de conseguir ventas.

No midas el éxito de tus anuncios de acuerdo a cuántos me gusta, comentarios o seguidores te han generado, sino a cuántas ventas consigues.

“Pero, Felipe, si no tengo seguidores, ¿las personas no desconfiarán de mi empresa?”.

No necesariamente. Conozco muchos emprendimientos que tienen éxito con sus anuncios pese a tener pocos seguidos. De hecho, hace algunos días hablé con un conocido que está realizando sus campañas de anuncios en Facebook Business. Ha seguido el paso a paso del modo correcto dentro de la plataforma y está obteniendo un buen número de ventas, pese a contar con apenas 110 seguidores.

Mi recomendación es que te enfoques en las ventas, y a medida que vayas pautando, tus seguidores también aumentarán. Pero lo que no debes hacer es pagar por seguidores.

Ahora vayamos al segundo error que debes evitar cuando crees anuncios en Facebook e Instagram.

2. No testear lo suficiente

Una de las grandes leyendas de la publicidad se llama David Ogilvy. Todos sus libros son interesantes y recomendables. Te sugiero, de hecho, que los leas, ya que aprenderás mucho de este autor.

Entre sus frases más conocidas se encuentra la siguiente:

“Nunca dejes de hacer pruebas, y tus anuncios nunca dejarán de mejorar”.

Cuando vamos a pautar solemos tener varias ideas en mente.

Nos preguntamos: “¿Qué se venderá más, la camisa o los zapatos?”.

También se nos plantean dudas respecto al formato publicitario:

“¿Qué tendrá más éxito, la imagen o el video?”.

La única forma de conocer las respuestas a estas preguntas es testeando. Por ejemplo, puedes crear dos anuncios, uno para el producto A y otro para el producto B, o uno en formato video y otro en imagen. Los dejas activos algunos días y luego miras los resultados para saber cuál tuvo más éxito.

Tiene su lógica, ¿verdad?

Cuando empecé no sabía que esto existía y ponía de a un solo anuncio. El problema de poner solo un anuncio por público es que es difícil determinar si va a funcionar, porque no tienes contra qué compararlo.

Lo mejor es poner a competir tus ideas a través de los anuncios, luego medirlas y descubrir poco a poco qué es lo que funciona y lo que no.

Grábatelo: testear es clave en las campañas de ventas. Cualquier persona que trabaja en marketing te lo confirmará.

Además, muchas veces estamos convencidos de que un producto o una imagen se van vender por si solos. Sin embargo, cuando los pautamos y hacemos pruebas, quedamos sorprendidos.

A mí esto me ocurre todo el tiempo. A veces pienso que cierto producto de determinada empresa es el que más se va a vender, y finalmente es el que menos se vende. En ese sentido, testear también nos hace darnos cuenta de que no siempre estamos en lo correcto, y que el mercado es el que tiene la última palabra.

3. Hacer cambios demasiado pronto

El tercer error que cometí fue hacer cambios demasiado pronto. Ya comenté que, en mis comienzos, cuando quería pautar le daba clic al botón Promocionar publicación. A este error le sumaba otro, que era desactivarlo si luego de dos o tres horas no lograba ninguna venta. Un par de horas después volvía a activarlo, y así sucesivamente.

Pues bien, ¿cómo crees que me fue?

¡Pésimo! Perdí mucho dinero cometiendo este error. Lo que no sabía entonces era que los algoritmos de Facebook e Instagram necesitan información para ayudarte con tus objetivos. A esto se le llama “fase de aprendizaje”.

Durante los primeros días, los anuncios de Facebook e Instagram (de hecho, los de cualquier plataforma de anuncios) van a arrojar resultados inconsistentes, porque los algoritmos aún se encuentran en esa fase de aprendizaje.

Por lo tanto, te recomiendo que dejes tus anuncios por lo menos durante 5 o 7 días activos. Antes de ese tiempo no los toques, porque Facebook e Instagram aún están aprendiendo.

Esos fueron los 3 principales errores que cometí cuando comencé a vender por Facebook e Instagram.

Espero que hayas tomado nota durante el artículo. Si no lo has hecho, te sugiero una relectura.

De esta manera te estarás ahorrando una buena cantidad de tiempo y dinero, y aprovecharás al máximo la plataforma de Facebook Business.

P.D.: ¿Te gustaría aprender el paso a paso completo que sigo con mis clientes para manejar sus campañas? Entonces, revisa mi curso de Facebook e Instagram Ads.

También puedes ver el video en YouTube:

Acerca de mí

Desde el 2014 trabajo como consultor de Marketing Digital y he tenido la oportunidad de ayudar a mas de 80 marcas a aumentar sus ventas por Internet en algunos de los siguientes países: 

Puede interesarte: